Desde allá…

KarlovicIvo Karlovic es el jugador más alto del circuito (2,11 m) y uno de los de mayor edad (viejos son los trapos, decía mi abuela), pero ése no es el punto de esta nueva historia.

¿El motivo real? Hace apenas 2 años y medio, en una solitaria habitación de hospital, el flaco y largo representante de Zagreb no tenía idea de quién era ni de cómo se llamaba.

En abril de 2013, el croata fue hospitalizado de urgencia en Miami, luego de haber sufrido una indisposición en su casa en La Florida. Primero se pensó en un ACV leve, pero luego de un nuevo episodio los estudios confirmaron una inflamación cerebral y los médicos diagnosticaron meningitis. Una afección que mantendría al croata, a sus 34 años, con riesgos severos de salud y fuera de las canchas.

“Estuve inconsciente mucho tiempo y cuando desperté no podía recordar mi nombre. Tenía mucho dolor y sentía que mi brazo derecho y mi cara estaban adormecidos. Me costó varios días recuperarme, mi nombre lo recordé recién al cuatro día, el entumecimiento desapareció al día siguiente, pero los dolores de cabeza duraron 10 días”.

Para ese momento, a Ivo hubo que explicarle que, a su edad ya había pasado “su” tiempo y que de ser Top 20, su último match lo había jugado en el challenger de Sarasota como 136 del mundo.

De a poco regresó a las canchas. Comenzó intentando con 5 minutos diarios hasta llegar a jugar, tres meses después, el torneo de Newport.

“No teníamos idea de cómo o cuánto podría recuperarme y si realmente podría competir nuevamente”, recuerda el lungo croata.

Luego de los cuartos de final en Newport (césped), una semana más tarde, Karlovic ganaba el título en el ATP de Bogotá (dura).

Desde su regreso, se convirtió en el jugador con mayor cantidad de aces en su carrera, también en el que más los consiguió en un match a tres sets y logró la mitad de los títulos que ya había obtenido en sus 13 años anteriores de competencia.

“Ahora me siento bien, porque no tengo ninguna presión, ya no tengo ningún miedo. Cada partido es un extra y el objetivo es simplemente estar sano y poder jugar”.

Ese es el jugador que en la mañana de la Argentina cayó ante Rafael Nadal en tres apretados sets, a pesar de los 24 aces que convirtió, en el Master 1000 de Shanghai. Poco importa el resultado de este partido, tampoco interesa demasiado cuántos títulos más pueda conseguir en el circuito, Ivo ya triunfó estando en la cancha; ya le ganó tiempo a la vida haciéndole un ace a la muerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s